ADDRESS
DIRECCION

12 1/2 Wall Street, Suite S

Asheville, NC 28801

Tel: +1 (828) 350-1717

We are a 501(c)3 non-profit organization, interested in retaking the ancestral wise arts of the responsible administration of our home:  Planet Earth.

ACERCA DE NOSOTROS

Somos una organización 501 (c) sin animo de lucro, interesada en retomar las sabias artes ancestrales de la administración responsable de nuestro hogar:

el Planeta Tierra.

ABOUT US

© 2018 copyright Koginka Sewaluna Foundation

  • Facebook Social Icon

Los Kogi Mamas de la SierraNevada de Santa Marta, en la Madre Patria de Colombia, dicen que si el hermano menor no comienza a actuar recíprocamente con la fuerza que nos da la vida y que nos sostiene, el mundo colapsará.

 

Ellos saben cómo participar de una manera respetuosa e inteligente con nuestro dador de vida. El trabajo que hacen es mantener a la Madre Naturaleza serena. Mientras ese poder reciba la interacción correcta y la reciprocidad de los humanos y ellos retoman la práctica de obedecer las reglas de enfrentamiento con él, el poder se mantiene sereno.  Pero cuando no trabajamos de acuerdo con la función para la que fuimos creados, que es equilibrar y mantener la armonía, las cosas que dependen de nuestro justo compromiso se vuelven caóticas y la Naturaleza se ve forzada a crear medidas drásticas y desastres como terremotos, huracanes, erupciones de volcanes, etc. para regresar a su estado de homeostasis.  Nuestro funcionamiento natural es equilibrar y armonizar a través del acto amoroso de la reciprocidad y mediante el acto de co-creatividad.  Esa es la sabiduría original del vivir que los humanos olvidaron por completo.

 

Desafortunadamente, las personas inteligentes que están en el negocio de hacer dinero y manipular, usan los lugares sagrados de la naturaleza para entretenerse y divertirse  lo cual es increíblemente irresponsable. Todo disfrazado con el nombre moderno de ecoturismo que en sí mismo es muy ofensivo. Hay lugares que los humanos nunca deben tocar. En un momento dado, con el tiempo, la naturaleza volverá a nosotros y nos hará pagar. No solo los nativos son responsables de participar en la creación de armonía en la naturaleza, cada uno de nosotros es igualmente responsable de hacerlo.

 

Abusar a la naturaleza como consumidor solo nos otorgará problemas, no solo a nivel personal, sino tambien colectivamente. Recuerde, si la naturaleza se enferma, nosotros también lo haremos, y nos preguntaremos por qué lo hacemos y nada parece curarnos. Tenemos esta suposición errónea de que alguien fuera de nosotros nos va a sanar, pero nunca recuperamos nuestro propio estado de bienestar.  La curación proviene principalmente del fluido de dar y recibir, no de exigir o pedir más. Entonces, la forma de sanar es aprender a despejar nuestra propia carga de negatividad y a comenzar a ejercitar el acto de reciprocidad en nuestro propio nivel para poder comenzar a reducir la cantidad de deuda que acumulamos mediante el uso indebido de la preciosa fuerza vital que nos es dada por la Naturaleza. Es una ecuación. Debido a que invertimos la fuerza vital que nos da la Naturaleza en tantas cosas egocéntricas que son destructivas y desarmónicas, acumulamos una deuda y eventualmente recibiremos la cuenta final.